Desde Vividor Ahorrador estamos encantados con la estrategia que plantea Europa 2020 donde se pretende utilizar como pilar del futuro para la construcción de la economía, el modelo de econonomía cicular.

Dentro de esta nueva evolución de la economía se toma como modelo el propio ciclo natural de los elementos, que van cambiando su papel dentro del ecosistema, pasando por distintas fases pero jugando siempre una función importante dentro del tablero.

Nuestra economía moderna tiene un formato totalmente lineal donde los productos que compramos se fabrican para que podamos tenerlos en nuestras casas, se utilizan durante un período de tiempo cada vez más corto y se arrojan como desperdicios generando toneladas y toneladas de residuos que nuestro planeta ya no es capaz de metabolizar.

La idea es que basemos nuestro crecimiento sobre unos cimientos que sean ecológicos y a la vez eficientes, garantizar el aprochamieno de los reursos de los que disponemos en una intersección entre los modelos medioambientales y económicos. Se pretende posicionar a la Unión Europea como el líder en economía sostenible y respetuosa con la naturaleza, donde los residuos se conviertan en recursos para los nuevos productos y de alguna manera poder cerrar el círculo de la vida.

La economía circular también es geradora de puestos de empleo, hay miles de puestos de trabajo en España que corresponden a la gente que se dedica a la gestión de residuos y este sería un sector que se beneficiaría enormemente del cambio.

Tamién nos gustaría destacar algunos principios de la economía circular:

  • La eco-concepción que considera los impactos medioambientales de un productos desde su concepción, el objetivo sería por ejemplo, diseñar aparatos y electrodomésticos que se pueden reparar para que un mismo dispsitivo nos pueda servir y que se pueda actualizar arreglándolo o cambiando las piezas que ya no tengan arreglo.
  • El segundo uso, dándo una segunda vida a los apartos que ya no respondan a las necesidades inicales para las que fueron concebidos.
  • Economía de funcionalidad, favorecer el servicio frente a la posesión, teniendo presente aquella famosa frase de consumo colaborativo que nos dice ¨¿Para que quiero un taladro si lo que necesito es un agujero en mi pared?¨
  • Reciclaje y valoración ya que con lo que antes era simplemente desechado ahora podríamos utilizarlo para fabricar otros productos. Tengamos en cuenta que a día de hoy en Europa se generan más de 16 toneladas de materiales por persona, para seguir adelante con nuestra economía, 6 toneladas terminan siendo en residuos y la mitad acaban en un vertedero.

Los residuos deberían ser sólo una etapa en el ciclo de vida de los productos y en Vividor Ahorrador queremos apoyar este tipo de economía circular, ademása de colaborativa porque debemos aprender a consumir y empoderar a la ciudadanía, ya que es quizás la única manera de la que podemos influir en el modo en el que se hacen las cosas.

¡Tú también puedes ser un Vividor Ahorrador, únete!